Abracalibro: Cubatija enamorada

|

Por la libertad de expresión y el libre acceso a Internet en Cuba. Fábula o parábola que tiene que ver, por muchísimos motivos, con el gran conflicto de los cubanos:

Esta es la historia pintada / de un camaleón intranquilo, / que, aunque andaba siempre en vilo, / despertaba a la alborada / con su Isla enamorada, / de la que era cautivo: / hasta perder los estribos / y sus colores del alma, / pues con ella no había calma, / por muchísimos motivos.

Por muchísimos motivos / el lagarto la buscaba, / pero luego se ocultaba / de los otros seres vivos. / Era un acto tan nocivo, / que la Isla prefería / un gesto de valentía, / a aguantar todo aquel miedo, / que era sólo un mal remedo, / confundido en rebeldía.

Confundido en rebeldía, / un camaleón por lagarto, / puede que llegue al infarto / en toda aquella jauría. / Pues ya nadie lo veía / como tal. No era estupendo / saber que iba reduciendo / su corazón y su mente, / por miedo a ser de repente / algún sapo repitiendo.

Algún sapo repitiendo / los mandatos de aquel amo, / del que no nos liberamos, / si seguimos escondiendo / el valor que va naciendo, / por encima de lo humano. / Desprenderse de lo ufano, / como de otra vestidura, / es hoy la nueva estatura / de un lagarto, nuestro hermano.

De un lagarto, nuestro hermano, / amado ya por sí mismo, / que abandona el mimetismo / de los círculos urbanos, / y vuelve a darle la mano / a su Isla que padece / un dolor que no merece / y deja de ser secuela: / “Duélale a quien ya le duela, / pésele a quien ya le pese”.

Pésele a quien ya le pese, / el lagarto no se aísla, / y ahora vuelve con su Isla, / para que ella lo confiese. / Treinta años y unos meses, / que vivió en una rendija, / cual miedosa lagartija, / pero hoy plantan su bandera, / que es gallarda enredadera / como eterna Cubatija.


http://www.abracalibro.com/default.html

 

©2009 Con todas las banderas | Template Blue by TNB